¿A dónde va el tiempo que se pierde? ¿Se hace o se sigue el destino? Cinco historias se entrelazan en la búsqueda de los sueños, la nostalgia del pasado y la vida que pasa frente a nuestros ojos.

Un boxeador quiere algo más que un triunfo. Un ex presidiario necesita retomar el rumbo tras 30 años. Un barrendero que tiene un único sueño. Un ayudante de construcción dedicado a otros. Una mujer que renuncia a la música por culpa del dolor.

Estas cinco personas se darán cuenta que a veces, mirar al futuro es la única forma de recuperar el pasado.

ima.intro

Piña es un boxeador que regresa a entrenamientos buscando algo más que un triunfo. Su vida, desgastada y perdida entre labores menores, es similar a la de Diego, ex presidiario que retorna a la libertad después de 30 años. Ahora deberá volver a empezar, y lo intentará a través de un amigo que le de la mano.

Jesús es un barrendero que vive por su esposa y su mamá. Barriendo ve la vida que no tendrá, pero eso no le interesa, lo único que necesita es juntar el dinero suficiente para comprar una bicicleta.

Luis es un ayudante de obra en una construcción. Cuida de su madre enferma y es arbitro en los juegos amateurs de fútbol del barrio, y eso es lo que él más desea, ser arbitro.

Laura, es violinista general en una orquesta, pero renunciará a la música para internarse en el dolor y la frustración de la pérdida.

A Laura, Diego, Jesús, Luis y Piña los une algo: la nostalgia por el tiempo desperdiciado.

 

 

Facebooktwitter