Miércoles, Enero 23, 2013

Terminamos nuestra primera semana de rodaje, la madrugada de hoy, sobre las 2:40 A.M.

El día 6 inició a las 3 P.M. Rodando a Piña en exteriores, mientras busca las maneras de equilibrar su vida. Piña es un personaje con un entorno muy urbano. Muchas calles, mucho cemento, exteriores en su mayoría, muy físico. Para lo cual hemos arriesgado en el uso de travellings constantes y composiciones fotográficas acordes a los momentos. Estamos trabajando dos paletas de colores para todos los personajes (esto para los interesados en realización) una para el arte: vestuario, utilería, ambientación, etc. Y otra para la fotografía. Así que el contraste de ambas tonalidades, generará los tonos de mi propuesta coral.

Mientras rodábamos las últimas escenas de exteriores día con Piña, el equipo de arte terminaba el montaje del cuarto de Gonzalo. Gonzalo es un nuevo personaje para este diario, interpretado por Julio Pachón. Gonzalo es el dueño del bar La perla. Un viejo bar, anacrónico donde los amigos van a tomar cerveza y aguardiente, para comentar las vidas que no tuvieron. Detrás del bar Gonzalo vive con su mujer, Viejita (María Soledad Rodríguez). Como logramos rodar a tiempo los exteriores y el equipo de arte seguía trabajando en el Cuarto de Gonzalo, decidimos rodar la escena extra: un final alternativo para la historia del Piña. Así que lo improvisamos en uno de los baños de La Guapa Films, nuestro cuartel general centro de operaciones y guarida. La escena la sacamos en 2 planos y estábamos listos para la siguiente.

Desde que escribí la escena entre Gonzalo y Viejita la imaginaba muy intima, entre dos enamorados. Uno muy viejo, la otra muy joven. El reto eran los actores. A las audiciones fueron varios actores y actrices, pero en Julio y María Soledad, puede ver a Gonzalo y Viejita, tal como los imaginé. Es una escena de dialogo, mientras los dos, en la cama, ven la televisión. Un montaje de arte de un día, y dos planos, con vividas actuaciones.

Debo confesar que en mis proyectos anteriores, incluida mi primera película “180 Segundos”, la preproducción fueron férreas. Cada locación la conocía con antelación y podía hacer storyboards, plantas de visualización, etc. Pero ahora, no logré conocer todas las locaciones. Incluso, mientras rodamos, el equipo de producción está levantando una locación para el día siguiente, o para el plano siguiente. A pesar de no tener vistas todas las locaciones, ni la preparación necesaria, lo que sí tengo claro y para lo que he estado trabajando durante meses, es tener claro el tono y estilo de la película. También que el equipo lo tenga claro. De esa manera, a pesar de conocer la locación el mismo día del rodaje, la cámara busca lo que ya sabe que deseo, y el arte monta a partir de lo trabajado conceptualmente.
Acá el día 6 en vídeo:

Escenas en Corabastos: Cuando rodamos el teaser, fuimos por primera vez a esta locación. Me atrapó ver El caos de los coteros, llevando los bultos de productos que vienen del campo, el ajetreo de lo mayoristas vendiendo, los camiones que avanzan, la gente que vive del esfuerzo de los otros, el olor, la dinámica de la madrigada. El trabajo que hace un montón de gente, para otra gente que esta durmiendo a esa hora… De eso van las escenas de Corabastos. Filmamos de forma documental. Siguiendo a Manuel Sarmiento entre las personas del lugar. Una filmación donde la paciencia es la reina. No podemos apurar. Tenemos que esperar y capturar lo que debe ocurrir en la vida de este lugar. En medio de la carga de estrés por filmar sin poder tener control de la locación, el equipo de cámara borró uno de los discos con material filmado esa misma noche. Después del estrés de Eduardo, debimos volver a filmar los planos perdidos. Eso ponía a Manuel Sarmiento a cargar, una y otra vez, las 4 arrobas que pesa un saco de arvejas!!

Fin de la primera semana de rodaje.

Y una galería de fotos de Felipe Orvi:

Día 6

6º día de rodaje de DESTINOS. Foto Fija de Felipe Orvi

Facebooktwitter

Alexander Giraldo
(Director/Guionista)
@AlexGiraldo180

Leer día 7:

Facebooktwitter