Martes, Enero 29, 2013

El día 11 comenzó con exteriores. Una secuencia de Laura (Angélica Blandón), que desciende del carro que conduce, llamada por algo que nunca había visto, o no se había fijado, una pequeña zona forestal. Allí camina entre los arboles, disfrutando del sonido del agua en un arroyo, del sol entre los arboles.

Rodar en exteriores en una ciudad como Bogotá es todo un pequeño infierno!!!! Ya había contado que la única escena que se nos ha quedado fuera del plan, ocurrió por el tema del sol, en una de las escenas de Laura. Hoy, sabiendo lo anterior, madrugamos en busca del sol! Llegamos al sector de “Rosales”, muy temprano a encontrarnos con el astro rey, que debe estar presente en la historia de Laura. Filmamos tres hermosos planos con Angélica, y una serie de otros planos del tipo documental, que yo llamo: “el tiempo perdido”. Después de ello, rodamos la llegada en el carro y unas imágenes de Isabella, una pequeña niña que aparece en el parque donde Laura camina.

¡Rodar con niños es toda una terapia! Hay que tener paciencia, no se pueden dirigir, pues los niños funcionan bajo sus propias leyes. Isabella la interpreta Violeta Aguilar Silva, y filmamos varios planos en medio del parque. Casi una hora y media entre esperar que el sol saliera y que Violeta lograra sus acciones, para, justo al final de la media jornada, lograr 2 hermosísimos planos de la niña. Con eso en los discos duros, finalizamos la escena con Laura.

Una de las escenas más sencillas en el texto del guión, se convirtió en una de las más complejas de filmar, por los exteriores y el sol.

Tras el corte de almuerzo, empezamos a filmar el interior de la casa de Daniela (Jeniffer Arenas). El apartamento fue ambientado por el equipo de arte mientras rodábamos los exteriores. Incluso la mitad del equipo no tuvo llamado en la mañana, sólo hasta el interior en casa de Daniela, después de medio día.

La casa de Daniela es un apartamento pequeño y las escenas eran tres. Realmente escenas sencillas, donde el trabajo real es para la actriz. Ya en escenas anteriores, Jeniffer nos había regalado momentos intensos, por ejemplo en el puente junto a Piña (Manuel Sarmiento), o en la bicicleteria. Ahora se trataba de ver a la chica sola, en su casa. Verla en la intimidad. Las escenas muestran a una chica solitaria, atrapada en su soledad, incluso al hablar con gente por teléfono, Daniela está sola. Jeniffer logró sacar mucho de poco. Se trata de un personaje que habla poco. Que siempre está observando, recordando. Logramos 4 planos para las 3 escenas, con una interpretación contenida, sencilla. Jeniffer Arenas es una actriz en proceso, pero con oficio. Siento que la película le vendrá bien a su proceso. Hoy finalizó el rodaje para ella en el plan de las tres semana que tenemos. Le queda una última escena junto a Manuel Sarmiento, pero todavía no sabemos cuando la rodaremos. Le envío un abrazo y mil gracias a Jenni por su comprometido trabajo como Daniela!

Un día exigente, porque los exteriores lo son. En Bogotá se paga caro el tratar de contar una historia con luz natural y con el sol como protagonista. Ya lo vamos aprendiendo, pero seguimos siendo tercos. Hoy, como en otros momentos, tuvimos paciencia en esperar que el sol aparezca, que las nubes se muevan. De eso también va nuestra película, sobre la paciencia a todo nivel.

Aquí el vídeo del día 11:

Mañana se viene un día intenso. Estaremos en la Cárcel Distrital de Bogotá, y seguro será algo intenso!!

Nos leemos mañana!!!

Alexander Giraldo
(Director/Guionista)
@AlexGiraldo180

Leer el día 12:

Facebooktwitter